Mas nueces que ruidos

miércoles, marzo 19, 2008

silencio en la noche

La mudanza fue un proceso largo y tedioso, al menos asi lo senti. Desde el dia que me llego la primera oferta por la venta de carranza hasta el momento que parti pasaron 6 semanas. Hubo de todo: busqueda desesperada; tramites inutiles que tuvieron que ser anulados, dolores de cabeza por los tramites, indigestion por anularlos; cuentas en un papel, multiplicaciones en el diario; decenas de sitios de inmobiliarias, horas de llamados por telefono, horas de respuestas a mensajes dejados por telefonos, mails de todo tipo, sabor y color; tanques de nafta gastados en los recorridos; negocianes con propietarios, duenios, constructores, martilleros y paseadores de perros (este ultimo, solo por amor al arte); depresiones, alegrias, peleas, y miles de cambios de estado de animo; mas cuentas, restas y conversiones peso-dolar, proyecciones de ganancias, y demas acertijos matemiticos llenos de x a cada resultado; busqueda de proveedores... (ya a esta altura me estoy mareando de casa cosa que hice); y hubo muchas, muchas, pero demasiadas listas de tareas por hacer. Y por si fuera poco hay que seguir siendo trabajador, ex marido, hijo, amigo, conocido, companiero... que por suerte compenza con amor de novia e hijo. Lo mas interesante es que una vez mudado, la lista no solo comienza de cero, sino que hay que completarla y hacerla. Es tan largo y tan tedioso como este post. Solo un gran punto a favor: no me muevo mas.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home